LA RANDONNEUR DE PABLO

miércoles, 27 de agosto de 2014


Muchas veces he presumido de que la gente entra a la tienda como clientes y salen como amigos, en este caso no sólo un cliente, sino que se ha creado un vínculo especial con una familia, y todo comenzó con la famosa restauración que nos encargaron de la bicicleta del abuelo de la familia para regalarle al hermano mayor, la bicicleta fue diseñada por Pablo, que es un detallista, nosotros nos encargamos de materializarla.

Y desde aquella habíamos venido hablando de hacerse un proyecto pare el, que empezó con un enorme cuadro talla 61 que consiguió que le hiciesen en Holanda, y con un montón de piezas de calidad que fuimos recolectando para lograr la bicicleta que tenía en mente.

Todo empezó en la fábrica de Achielle bikes, donde Pablo consiguió que le hiciesen un cuadro para su altura, rondando los 2 metros, construido con las técnicas artesanales, y pelado para que nosotros nos encargásemos de la pintura,


una vez recibido el cuadro, lo primero era el diseño que Pablo tenía en mente, ya que quería hacer una bicicleta homenaje al centenario de la expedición de Amundsen al Polo Sur, y con el cuadro nos llegó un documento de word de 5 páginas donde se nos explicaba, paso a paso donde y como debian ir los colores, detalles, calcas, medidas de dichas calcas, etc, como veis todo esta estudiado al detalle.






Para el color un azul ultramar, la idea del cliente era que la bicicleta llevase los racores, punteras, vaina de la cadena etc, en cromado, pero se nos disparaba de precio, con lo que decidimos usar pintura al cromo, una técnica que ya hemos usado mas veces, y que es laboriosa, pero lo mas parecido al acabado al cromo que se puede conseguir.
En cuanto al montaje, se podría clasificar como una randonneur, ya que es una bicicleta de carretera, pero con una postura mas relajada, para ello estudiamos varios manillares, etc, hasta que dimos con la combinación perfecta, un manillar modelo Viena, invertido con una potencia 3ttt N.O.S ( antigua pero que nunca fue estrenada), para el sillín un Brooks B17de caucho natural antiprostático por cortesía de Brooks que nos enviaron para su testeo




Para la transmisión, unas bielas mecanizadas que ya hemos usado en otros montajes que quedan muy bien con lineas clásicas, pedales de la marca japonesa MKS, una cadena YBN track inoxidable que engrana en un buje Sturmey Archer de dos velocidades sin pulsador, y con freno contra pedal, algo totalmente nuevo para nosotros, que radiamos con un aro Mavic A319, la rueda delantera una Gurpil de aluminio.




Para rematar ese aire clásico unas cubiertas de 35C en color crema, con un guardabarros artesasano en madera, proveniente de los USA, un grip de manillar BLB a juego con  las ruedas, y un faro de Led que ademas de su función viene a rellenar un poco la gran distancia de lla pipa en una talla tan grande, en definitiva creemos que es una de las bicicletas mas bonitas que han salido del taller.








1 comentario :